sábado, 18 de octubre de 2008

Carta a los chicos y chicas de 2º

CHICOS Y CHICAS DE 2º

Hace tiempo que tenía ganas de contactar con vosotros pero a veces me invade la pereza de coger un lápiz y un papel para ponerme a escribir y contaros mis andanzas. Necesitaba tener un motivo, una aventura que me hiciera sentir la necesidad de ponerme en contacto con vosotros y creo que la he encontrado.

Como ya sabéis me dedico a viajar por los océanos y mares del mundo, de esta manera puedo vivir miles de aventuras, conocer ciudades, personas y paisajes que hacen que nunca me aburra.

Navegábamos por aguas del océano atlántico cuando divisamos una preciosa bahía, decidimos llegar hasta allí porque después de muchos días en alta mar necesitábamos llegar a tierra, tener contacto con personas y adquirir víveres para nuestra tripulación. Nos sorprendió la belleza de sus playas y un pequeño huerto donde las aguas atlánticas se fundían con las de un pequeño río. Habíamos llegado a la bahía de Cádiz, concretamente a un pequeño pueblo marinero llamado El Puerto de Santa María. En este pequeño puerto había amarrados numerosos barcos de pesca y algunos de paseo pero el que más nos sorprendió fue un pequeño barco al que los portuenses llaman vaporcito., que navega por la bahía transportando personas en un recorrido que alguien nos dijo que era muy agradable y con unas bonitas vistas.

Una vez en tierra, como hago siempre que llego a un lugar desconocido, decidí dar una vuelta, adentrándome pos paseos llenos de palmeras y calles estrechas con fachadas encaladas. Visité algunas iglesias y hasta un castillo que en otro tiempo parecía haber tenido una misión defensiva.

Yo me sentía feliz, porque en este pequeño pueblo olía a mar, pero también olía a pescaíto y a marisco que muchas personas degustaban sentadas en las terrazas al aire libre de aquellas calles y plazas. Estaba en tierra sí pero aquellos olores a los que tan acostumbrado estaba, no me habían abandonado.

Después de hacer una parada para comer y reponer fuerzas seguí con mi paseo.

Caminaba por una de aquellas calles cuando me vi sorprendido por la fotografía de un señor mayor que vestía una camiseta de rayas y una gorra marinera, estaba en la puerta de una bonita casa, allí había un cartel con un nombre escrito: Rafael Alberti. Mi curiosidad me hizo entrar, quería saber quien era aquella persona, por qué aparecía su imagen colgada en aquella pared tan blanca.


Allí me informaron que en esa casa había nacido un poeta del mar, un hombre de paz que recorrió muchos caminos, una voz que ha sonado con una enorme fuerza por todos los mares del mundo.

A través de las palabras escritas, de los recuerdos y de las fotografías conocí la vida de este marinero en tierra y compré todos sus libros, que ahora disfruto en la soledad de mis días vagando por los mares del mundo.

Esta ha sido mi última aventura, y yo os propongo que a lo largo de este curso que acaba de comenzar, conozcáis la vida y las palabras de este poeta al que el mar se clavó en sus pupilas para siempre.



Firmado: Patachula

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola patachula, somos Lucas, Irene, Saúl, Pablo, Violeta y Ventura. ¿Que tal estas? ¿Nos puedes decir donde estas situado? por favor contestanos pronto. ¿Puedes poner más juegos de los alimentos y videos? un abrazo de todos los chico y chicas de segundo B.

patachula dijo...

Hola chicos y chicas! Estoy muy bien, gracias. ¿Y vosotros? Seguimos navegando con el barco por la zona del sur de España. Intentaré buscar algunos juegos y vídeos para vosotros. Espero que os haya gustado lo que os ha llevado Goro esta mañana. Muchos besos para todos.

ventura dijo...

Hola Patachula te mando este enlace
http://www.rafaelalberti.es/ESP/BibliotecaVirtual/Fonoteca/Audio.asp
son grabaciones de poemas de Alberti recitados por él. En cuanto pueda te mandare más

Lucas dijo...

Hola Patachula espero que vengas pronto en realidad el mensaje de los dientes lo escrito mi madre aunque lo que escrito es verdad vueno asta el proximo dia muchos vesos para todos los chicos y chicas de segundoB.

ana dijo...

¡Hola Ventura y Lucas! Gracias por lo de Alberti. Lo pondré en el blog para que puedan utilizarlo los demás. Lucas, está muy bien que aprendas a cepillarte correctamente los dientes.